26 de marzo de 2018. Empapándome de La Habana

Hotel Presidente, primera hora de la mañana. Llamo al camarero y le pido un botellín de agua y el camarero diligente y servicial me pregunta: ¿La desea natural? Bueno, póngamela con gas, le digo. Lo siento, con gas no nos queda. Si no le importa la voy a preferir natural. Como desee señor. Y se fue y me trajo la botella de agua natural . Y no pasó nada, ni sonreímos.

Sigue leyendo: https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-cuba-de-rodolfo-lueiro-empapandome

Desencanto. 10 de marzo de 2018

 

Jardín del Hotel Nacional , con La Habana Vieja a fondo y la Humareda de la refinería

No tuve una buena impresión de la Habana en este primer día.  Quizá no debería de escribir nada y esperar a recorrer la ciudad sin el cansancio del viaje y de una noche con tan solo cuatro o cinco horas de descanso. En ese instante antes de conciliar el sueño pensé decepcionado:  Cuarenta días en la Habana van a ser un exceso.

Veremos qué pasa. Sigue leyendo