Último día. 22 de enero de 2016

Protocolo

Protocolo

Hoy no hemos podido ir a comer a Tinduf, a la sede de la Minurso, la agencia de la ONU para la convocatoria del referendo del Sahara, porque no teníamos quien nos llevara. Ni Médicos del Mundo ni otra ONG quisieron arriesgarse a llevarnos en sus coches. Por cuestiones de seguros. No se cubren los accidentes de los que no estén de alta en la ONG. Pero parece excesivo que en este mundo anden tan estrechos en riesgos. Pero es así y por esa razón nos hemos quedado unos cuantos aquí varados, viendo pasar el tiempo en Protocolo. Sigue leyendo

víspera de festivo. 21 de enero de 2016

La tienda de las chuches en Bujador

La tienda de las chuches en Bujador

Detrás de la cafetería de La Base de Acnur crece un bambú que en Galicia llamamos del país, son las cañas con las que se siguen construyendo las parras para el vino en el valle del Salnés. En la Base del Transporte, en un rincón de su parcela amurallada, un hombre mantiene un huerto en el que crecen tomates y pepinillos para alimentar a una parte de los trabajadores. En mi vida he comido unos tomates más ricos, me contaba ayer el cooperante responsable de la base. Sigue leyendo

Smara. 20 de enero de 2016

La puerta de la haima

La puerta de la haima

Como suele ocurrir en invierno la temperatura era muy baja a primera hora de la mañana, entre cero y dos grados. Después, conforme va calentando el sol, la temperatura sube y el día acaba transcurriendo con una temperatura muy agradable. Hoy, se me pasó el destemple mañanero sobre las diez, mientras desayunaba un café con magdalenas en la cafetería de La Base, que es como le llama el mundo de la cooperación, nativos y extranjeros, a la sede de Acnur en Rabuni. Sigue leyendo

Día de Pizza. 17 de enero de 2016.

La cortina de la Panadería

La cortina de la Panadería

Avivando el fuego.

Es domingo, primer día laboral de la semana. El Cooperante está más contento. Se le hacen cuesta arriba los días de descanso. No soporta estar encerrado todo el día en Protocolo. Me lo decía esta mañana mientras caminábamos el centenar de pasos que hay desde el aparcamiento de La Base hasta la primera barrera con los militares. Ya estoy lleno de trabajo, menos mal. Eran las diez de la mañana pero ya llevaba dos horas colgado del móvil y pegado al ordenador. Sigue leyendo

Haciendo la maleta. Nueve de enero de 2016

DSC02732

La casa del cooperante

El Cooperante me ha preguntado si quiero acercarme a Tinduf, en Argelia. Él está allí trabajando en una ONG, en los campamentos de los refugiados saharauis que hay en las cercanías de esta ciudad argelina.

No vengas para quedarte, me dijo cuando volvíamos de mirar una casa en Los Ancares Leoneses, porque quiere vivir mañana cerca del lobo y el oso. Con una semana o diez días será suficiente para que te hagas una idea de cómo es esto. Bien, le dije, iré doce o trece días. No vayamos a quedarnos cortos. Sigue leyendo