Veintiuno de febrero. un día más en Nharea

Delante de la cantina de Ntete

Delante de la cantina de Ntete

Llueve tan fuerte que me refugio en el Ciber.  Me acaban de decir que no puedo hacer nada hasta dentro de una hora.  No han pasado dos minutos y me ven entrar.  Se ríen y me ofrecen una mesa, la mesa del jefe.  A dos metros de mi mesa empiezan a caer unas gotas.  La  chica, se hace hueco entre un pelotón de hombres que están de cháchara, entra en el servicio y saca el cubo grande del agua.  El jefe se lo quita de las manos y sale con él a la calle, lo pone debajo del chorro que cae del tejado para llenarlo.  La chica se conforma con la tapa del cubo para evitar que la gotera inunde el local. Sigue leyendo

Veinte de febrero. Andulo y Nharea

DSC_0574

Nharea, me los crucé en la calle.

Nos pasamos el día en Nharea.  Como en Kuemba, se trataba de un curso para policías, militares y funcionarios sobre Derechos Humanos.  El asunto se las trae en un país donde el presidente es el que más años lleva en el poder de toda África.  Pero claro, una cosa son los derechos y otra su ejercicio.  Lo primero es lo primero, reconocer que esos derechos existen.  Que ya me parece un logro.  Angola ha firmado en la ONU el respeto a los Derechos Humanos, un gran paso en un país cuya constitución acaba de cumplir cuatro años, pero en el día a día el desconocimiento de esos derechos es total. Sigue leyendo