De Atapuerca a Burgos. Diecinueve de abril de 2015

DSC_0525

Estoy en Burgos. Llegué sin darme cuenta. Tuve una equivocación garrafal y entré en Burgos por Gamonal y por allí, como un dominguero más, llegué al centro y al Puente del Cid. No había nadie con mochila y en aquel barrio y en domingo me sentí como un perroflauta. Me faltó hacer malabarismos en un semáforo. Con tres naranjas, que es lo único que se hacer. Sigue leyendo