Taller de Colchones. 16 de octubre de 2018

La mujer más guapa de Cuba. centro habana. La Habana

Hoy comí con una de las mujeres más guapas de Cuba. Bueno, exactamente comí enfrente de ella.  Fue en un pequeño boliche de una calle perpendicular a San lázaro justo antes de del Hospital Hermanos Ameijeiras.   Ella atiende el mostrador en el que junto a una jarra de limonada con mucho hielo, hay dos grandes bandejas, una con fritos de maíz y otra con fritos de malanga, y, al lado, las hojas de una mazorca de maíz que utiliza como platos.   

Sigue leyendo

En la piscina. 15 de octubre de 2018

Rendido al calor de La Habana me entregué al mar del Caribe. Hubiera sido mejor hacerlo en un cayo, en una playa de aguas turquesas y arena blanca sembrada de conchas anacaradas y brillantes.  Pero fue una rendición súbita, me sorprendió un ramalazo de calor con la guardia baja y me entregué a la molicie en la Habana misma.  Lo más cercano era el Hotel Habana Libre, donde estaba, pero en su espléndida piscina el sol se come todas las sombras y te abrasas a partir de las doce.  Preferí el Copacabana que está igual de viejo pero tiene un trozo de mar acotado donde te puedes bañar asustando a los peces de colores.

Sigue leyendo

Domingo. 14 de octubre de 2018.

La Habana

Ayer, tras la excursión a Viñales, que me dejó a las ocho en el Hotel Sevilla, todavía caminamos media Habana Vieja y atravesamos Centro Habana con un calor pegajoso. Por eso creí que hoy sería un día de no hacer nada.  Pero caminar forma parte del descanso, por lo que parece.  A Nuestro Hombre en La Habana, dado que era domingo, le pareció maravilloso disfrutar de la mañana tirado en una terraza de la Plaza Vieja. Allá nos fuimos… andando.  A medio camino nos separamos.  Se desespera con mis paradas técnicas, para hacer fotos. Cuando llegué Nuestro Hombre estaba delante de una taza de café leyendo algo así como “El Poder, una bestia magnífica”.

Sigue leyendo

Viaje a Viñales. 13 de octubre de 2018

Mural de la Prehistoria. Viñales

A las cinco de la tarde nació Jacobo.  Parece que salió con prisas y desbaratándolo todo.  Es lo menos que se puede hacer cuando se es el séptimo de los nietos, por lo menos para que no se lo olviden en un jardín como pasó con su madre.  ¿Y la niña? Hace tiempo que no la oigo. A la niña bajamos a buscarla al jardín de la manzana donde habíamos pasado la tarde, estaba dormida en un banco.

Sigue leyendo

Día de la Hispanidad en casa del embajador. 12 de octubre de 2018

Calle L. La Habana.

Mi vecina barría hoy el portal.  Era temprano, no habían dado las ocho.  ¿Le gusta madrugar? Le pregunté después de darle los buenos días. Si, me contestó, me enseñaron mis abuelos a levantarme temprano.  Y añadió, “al que madruga Dios le ayuda”.  No a todos, pensé; pero solo le sonreí. Y me fui dándole vueltas a por qué habrá dicho sus abuelos y no sus padres.

Sigue leyendo

Agobio. 11 de octubre de 2018

Vendedora. Centro Habana. La Habana.

Tuve que escaparme de La Habana Vieja.  Había previsto subirme al edificio Gómez  Vila para entrar en la Cámara Oscura y ver la Habana en una paellera, pero el calor se me hizo insoportable.  Eran las nueve y media de la mañana cuando dejé de encontrarme bien.  Había caminado algo más de una hora con paradas en un chiringuito de la calle Obispo para un desayuno de jugo natural de mango y bocata de jamón (15 pesos/70 cts. de dólar) y en el lobby del hotel Ambos Mundos porque ya el calor me echaba de la calle.  Aquí, en el hotel, me tomé una Coca Cola pequeña por la que pagué 3.50 dólares.  

Sigue leyendo

Huracán Michael. 9 de octubre de 2018

Bar en Centro Habana. La Habana.

Pasó Michael por la costa más occidental de la isla y nos dejó un día oscuro de viento y lluvia. Creo que anda ya por la península de Florida; pero ayer nos mantuvo inquietos buena parte de la tarde. La televisión, sin dramatismo alguno, nos informaba cada poco tiempo de la dirección y de la fuerza del huracán.

Sigue leyendo