6 de abril de 2018. Un lujo en La Habana.

El Capitolio desde la azotea del Hotel Saratoga. La Habana.

Hoy me di un baño de lujo.  Me fui a la terraza del Saratoga, a la altura de la cúpula del Capitolio, a comer al borde de la piscina.   Estuve tres horas.  Había caminado mucho y me había detenido con mucha gente.  De repente se me ocurrió subir y encontrarme por encima de todo, deseaba alejarme de la necesidad que campa en la calle.  El Hotel Saratoga es una de los hoteles más caros de La Habana, en tripavisor puedes encontrar la habitación doble, en temporada no alta, a 400 euros la noche.

Sigue leyendo: https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-cuba-de-r-l-la-habana-desde-arriba-6-de-baril-de-2018/

5 de abril de 2018. Visita breve a Trinidad

Plaza Mayor. Trinidad. Cuba.

Vuelvo de Trinidad, dejo la fiesta atrás.  La visita fue demasiado breve, una equivocación.  Ayer por la noche ya me había arrepentido de haber contratado el taxi para primera hora de esta mañana, pero ya era tarde para darse de baja en un taxi compartido.  Una pena, me hubiera quedado.  Trinidad y sus alrededores, sus playas y el Valle de los Ingenios, necesitan tres días, como mínimo.

Sigue leyendo: https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-cuba-de-rodolfo-lueiro-adios-trinidad-5-de-abril-de-2018/

4 de abril de 2018. En Trinidad

Plaza Mayor con la Iglesia de la Trinidad al fondo. Trinidad. Cuba.

Emprendí viaje a Trinidad a las 8.45 después de ayudar a un buscavidas a convencer a una pareja, un inglés viejo y una cubana madura, de que aceptaran viajar en taxi compartido.  Nos costaba solamente 5 cucs más que el autobús de Viazul y tendríamos dos horas menos de viaje.  Aceptaron para mi desgracia.  El inglés, seguro que descendiente de piratas del caribe, viejo y celoso de la mujer con la que iba, en un descuido o intencionadamente vertió su botella de agua en mi asiento en el momento en que salíamos del coche en la primera parada.  No me avisó el bellaco y en la segunda parada, yo que había insistido al taxista en que parase cada poco tiempo por miedo a que el inglés se hiciera pis encima, salí del coche con el trasero empapado.  Ni me había dado cuenta.

Seguir leyendo: https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-cuba-de-rodolfo-lueiro-trinidad-4-de-abril-de-2018/

3 de abril de 2018. Palacio de los Capitanes Generales

Pavo real en el patio de la Casa de Gobierno de Cuba. Plaza de armas. La Habana

Estuve en la Plaza Vieja, en el edificio más importante en la historia de Cuba. Fue casa de gobierno y residencia de los capitanes generales españoles, 65 en total, que gobernaron la isla desde 1791 hasta 1898.   Desde que Cuba se independizó de España fue sede del Gobierno Interventor de Estados Unidos hasta 1902 y desde entonces sede del Gobierno de Cuba hasta 1.920.  Posteriormente fue sede de la Alcaldía, del Ayuntamiento y de las oficinas municipales hasta 1.959.  Ahora es un museo “para que vea lo bien que vivían los españoles” me dijo una funcionaria.  Algunos, solo algunos, le respondí.  Por no decirle que no dejaba de ser uno más de los muchos palacios que había en La Habana.  Claro que este guardaba, junto con la plaza de delante, la Plaza de Armas, la historia del país.  Un palacio en el que por cierto tienen muy valorado el patio, precioso, sobre el que han hecho incluso concursos de poesías y del que disfruta un pavo real.

Seguir leyendo: https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-cuba-de-rodolfo-lueiro-palacio-de-los-capitanes-generales-3-de-abril-de-2018/

2 de abril de 2018. Paciencia en La Habana

La Habana es un ejercicio permanente de la paciencia, esa virtud de la que carezco; pero que aquí, sorprendentemente, acabo por practicarla sin mala cara ni malos modos. Esta mañana estuve seis horas delante de una ventanilla esperando a que me llamaran para renovar mi visado.  Fui sin desayunar porque creí que sería un mero trámite: entregar el pasaporte, el justificante de residencia en algún lugar, dos sellos de 25Cucs/dólares, el seguro médico del viaje y el primer visado.  Chegar e encher, pensé.  Y me equivoqué.  Se notaba que yo era de fuera, el único que no era paciente. No puedo achacarles nada. Al fin y al cabo, en todas partes es igual, siempre las esperas son eternas.  La diferencia está en la tecnología.

Sigue leyendo: https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-la-habana-de-r-l-el-visado-2-de-abril-de-2018/

1 de abril de 2018. Volvemos a La Habana

Cayo Santa María. Cuba.

Día de regreso.  Nos levantamos mirando el reloj y teniendo en cuenta que a las doce teníamos que tener nuestras cosas en la mochila y que a las tres pasaba el autobús a recogernos.  Nos esperaban seis o siete horas de viaje hasta La Habana, si no había retraso.  Y no lo hubo.  Se presentaron veinticinco minutos antes de la hora esperando que nosotros fuéramos de los que están media hora antes con el equipaje en la mano.  Nos cogieron en traje de baño.

Sigue leyendo:https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-cuba-de-r-l-regreso-a-la-habana-1-de-abril-de-2018/

31 de marzo de 2018. Nudistas en Cayo Santa María.

Playa salvaje en cayo de Santa María. Cuba

Hoy anduvimos en taxi porque Nuestro Hombre en La Habana se empeñó en que fuéramos a nadar sobre los bancos de peces de colores que solamente se pueden ver en tres lugares de esta isla y los tres nos quedaban lejos para ir y volver andando en una mañana.

Sigue leyendo: https://viloriagrandesviajes.com/31-de-marzo-de-2018/