De Blanca a Malaposta. 14 de mayo de 2019

Plaza del ayuntamiento. Oliveira de Azémeis.

Las etapas en que se divide el camino portugués están justificadas por la oferta de servicios que existe.  Por eso son tan dispares en extensión.    Después de haber hecho unas cuatro o cinco superiores a los treinta kilómetros, todos los que las habíamos sufrido decidimos equilibrarlas más y procurar no pasar de los 25 km. al día, que es una distancia resistible. seguir leyendo: http://www.berenguela.com/14-de-mayo-de-2019-de-blanca-a-malaposta/2019-05-27

9 de abril de 2018. El cementerio de La Habana

Cementerio Cristobal Colón. La Habana.

Me pasé la mañana en el cementerio.  De entrada no me pareció un gran plan; pero en la Habana está justificado, dicen.  Yo no lo tengo muy claro.   Al final del día uno duda de si  será suficiente con ver las fotos.

Es verdad que te sorprende, no por lo grande que es, que lo venden también como uno de sus atributos, pues representa el 7,5% de la superficie de la ciudad, unas 56 hectáreas, sino por la calidad de los materiales, la calidad de su factura y la reproducción en formas similares de mausoleos y estatuas con los que, hasta mediados del siglo XX, sus propietarios competian por una mayor consideración social, toda una competición con la que podía configurarse el ranking habanero de la vanidad. Y fue así desde un principio, en su diseño ya se tuvo en cuenta como lugar donde representar las escalas sociales presentes en la sociedad de La Habana.

Sigueleyendo: https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-cuba-de-rodolfo-lueiro-el-cementerio-9-de-abril-de-2018/

28 de marzo de 2018. La Habana, una ruina seductora

El Vedado. La Habana.

Mi madre, que ya cumplió 96 años, nunca se sometió a una operación de cirugía estética, ni siquiera se inyectó botox, no ha hecho más que darse un maquillaje cada mañana para quitárselo al llegar la noche y alguna que otra crema.  Es casi una centenaria, alegre y optimista, que practica un trato exquisito con todo el mundo.  Hace unos días, una de sus nietas le puso un espejo de aumento en la mano y al verse gritó espantada:  Dios mio!  Me estoy deshaciendo y no me decís nada. 

La Habana me recuerda a mi madre.  También se está deshaciendo; pero sigue seduciendo a todo el mundo.

Seguir leyendo: https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-cuba-de-rodolfo-lueiro-una-adorable-ruina-28-de-marzo-de-2018/

14 de abril de 2018. Centro Gallego/Gran Teatro de La Habana

Vistas, con El Capitolio a la derecha, desde uno de los balcones del Centro Gallego de La Habana

Bajó la temperatura y disfruté del día sin el agobio de los calores.   Los cubanos se ríen, estos son nuestros meses duros del invierno, dicen.  Para nosotros puro verano, incluso a primera y a última hora necesité un jersey.   Desayunamos en el medio de Centro Habana un bocata de jamón, en un pequeño bar que se llama La Casa de los Batidos, pero que no los despachaba, por lo que redondeé el desayuno con algo en un hotel del barrio pero dando al Malecón, el Hotel Deauville, aprovechando que tenía internet. Sigue leyendo