El Nicho. Cienfuegos. 20 de octubre de 2018

Imagen

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es dsc08423.jpg
El Nicho. Parque Natural Topes de Collantes.

Me levanté temprano, estaba el sol empezando a abrirse paso por Cienfuegos.  La mujer que me atendía en la casa, la que bailó cuando le dije que aceptaba el cuarto,  que no era la dueña que había ido a La Habana a ver a una hermana, se empeñó en que desayunara lo que me había preparado y me resistí, no era capaz de tomar nada a primera hora.   No se preocupe, estoy bien y he dormido muy bien.  Y mucho mejor cuando se apagó el aire acondicionado que estuvo zumbando hasta la madrugada.  Ay,Ay, Ay Cómo no avisó?.

Sigue leyendo

Cienfuegos. 19 de octubre de 2018

Estoy en Cienfuegos.  A las dos horas quise volverme.  A las cuatro estaba encantado.  A las siete, sentado junto al mar y con los pies en el agua, pensaba que era un lujo vivir en Cienfuegos.  Y, por la noche, cenando, pensé en lo diferente que es el resto de Cuba, que conozco, de La Habana.  La Habana es una mezcla de desolación y entusiasmo en cantidades que varían según la zona, y si estás en la Habana Vieja o Centro Habana añádanse unas pizcas de asco, por la suciedad que hay en algunas calles. Solo unas pizcas.  

Sigue leyendo

Mi casa rusa. 18 de octubre de 2018

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es dsc07688.jpg

El Vedado. La Habana 181018

Vivo en una casa rusa en la calle Espada.  Es un edificio de cuatro plantas de cemento, solo de cemento, de módulos prefabricados.  No hay ladrillos, ni escayola.  El cemento se ve en los tabiques (en los paramentos verticales que les dicen los del oficio) y en los techos, que son de bovedilla, y no están recubiertos más que con unas manos de pintura; se ve también en las escaleras, donde los peldaños son de cemento desnudo, como el suelo del portal.  Suena mal esto del cemento, pero es un prejuicio de viejos. El cemento es la piedra moderna, me dijo una vez Celestino, que es un buen arquitecto. Y, además, estas casas están muy bien, mal aisladas, eso sí, pero con una distribución muy cómoda y con mucha luz.  

Sigue leyendo

No fui al beisbol. 17 de octubre de 2018.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es dsc07472.jpg
Avda. Infanta. La Habana

Volví por el Bodegón Theodoro, esa taberna antigua que está en la calle de San Lázaro, a doscientos metros de la Universidad.  Donde, al parecer, Fidel Castro solía bajar a tomar algo cuando era estudiante universitario.  Allí había estado hace unos días comiéndome un pan con lechón de desayuno.  Pero hoy, como iba sobrado de tiempo, me detuve con la intención de saber quién era el autor del cuadro que está colgado cerca de la barra y del que me llevé una foto el otro día. Ninguna de las dos mujeres que estaban allí supieron decírmelo. Ni quién era el pintor ni quien era Theodoro cuyo nombre lleva el bodegón.  Pero me contaron lo de las visitas de Fidel siendo estudiante.

Sigue leyendo

Taller de Colchones. 16 de octubre de 2018

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es dsc07204.jpg
La mujer más guapa de Cuba. centro habana. La Habana

Hoy comí con una de las mujeres más guapas de Cuba. Bueno, exactamente comí enfrente de ella.  Fue en un pequeño boliche de una calle perpendicular a San lázaro justo antes de del Hospital Hermanos Ameijeiras.   Ella atiende el mostrador en el que, junto a una jarra de limonada con mucho hielo, hay dos grandes bandejas, una con fritos de maíz y otra con fritos de malanga, y, al lado, las hojas de una mazorca de maíz que utiliza como platos.   

Sigue leyendo

En la piscina. 15 de octubre de 2018

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es dsc07073-1.jpg
Hotel Be Live Habana City Copacabana. La Habana.

Rendido al calor de La Habana me entregué al mar del Caribe. Hubiera sido mejor hacerlo en un cayo, en una playa de aguas turquesas y arena blanca sembrada de conchas anacaradas y brillantes.  Pero fue una rendición súbita, me sorprendió un ramalazo de calor con la guardia baja y me entregué a la molicie en la Habana misma.  Lo más cercano era el Hotel Habana Libre, donde estaba, pero en su espléndida piscina el sol se come todas las sombras y te abrasas a partir de las doce.  Preferí el Copacabana que está igual de viejo pero tiene un trozo de mar acotado donde te puedes bañar asustando a los peces de colores.

Sigue leyendo

Domingo. 14 de octubre de 2018.

La Habana

Ayer, tras la excursión a Viñales, que me dejó a las ocho en el Hotel Sevilla, todavía caminamos media Habana Vieja y atravesamos Centro Habana con un calor pegajoso. Por eso creí que hoy sería un día de no hacer nada.  Pero caminar forma parte del descanso, por lo que parece.  A Nuestro Hombre en La Habana, dado que era domingo, le pareció maravilloso disfrutar de la mañana tirado en una terraza de la Plaza Vieja. Allá nos fuimos… andando.  A medio camino nos separamos.  Se desespera con mis paradas técnicas, para hacer fotos. Cuando llegué Nuestro Hombre estaba delante de una taza de café leyendo algo así como “El Poder, una bestia magnífica”.

Sigue leyendo