10 de abril de 2018. Sorpresas que da La Habana

Centro Habana

Me ha sorprendido el sabor dulce del plátano pequeñito, es como el canario, pero mucho más pequeño y más dulce.  Quizá sea la única fruta dulce que hay.  Bueno, también el mango si lo encuentras, no es la época ahora.  Pero la piña, la papaya y la guayaba no me gustan.  Solo la guayaba en mermelada o en dulce, como el del membrillo.   Es difícil tomarse un zumo de naranja, incluidos hoteles  de cinco estrellas.   La razón debe de ser que la naranja es incomestible.  Son malas, muy malas las naranjas.  La pulpa, además de ácida, es dura y apretada sin apenas jugo.  Por su aspecto ya parecen poco recomendables.  Son de color más bien verde con manchas, a veces grandes, de un color indeciso que tira al amarillo.No me lo esperaba de la fruta en el Caribe.  Rebajaré una opinión tan radical: estarán fuera de temporada.  Seguir leyendo : https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-cuba-de-r-l-inesperadas-10-de-abril-de-2018/

9 de abril de 2018. El cementerio de La Habana

Cementerio Cristobal Colón. La Habana.

Me pasé la mañana en el cementerio.  De entrada no me pareció un gran plan; pero en la Habana está justificado, dicen.  Yo no lo tengo muy claro.   Al final del día uno duda de si  será suficiente con ver las fotos.

Es verdad que te sorprende, no por lo grande que es, que lo venden también como uno de sus atributos, pues representa el 7,5% de la superficie de la ciudad, unas 56 hectáreas, sino por la calidad de los materiales, la calidad de su factura y la reproducción en formas similares de mausoleos y estatuas con los que, hasta mediados del siglo XX, sus propietarios competian por una mayor consideración social, toda una competición con la que podía configurarse el ranking habanero de la vanidad. Y fue así desde un principio, en su diseño ya se tuvo en cuenta como lugar donde representar las escalas sociales presentes en la sociedad de La Habana.

Sigueleyendo: https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-cuba-de-rodolfo-lueiro-el-cementerio-9-de-abril-de-2018/

8 de abril de 2018. Los placeres de un viaje. La Habana

La Habana Vieja

En la búsqueda de lo fácil hemos simplificado las razones para viajar a tan solo dos, por placer o por trabajo. Pero en la simplicidad del viaje de placer se esconden mil razones, tantas como las causas que nos pueden llevar a disfrutar. El goce físico o espiritual no todos los disfrutamos de la misma manera ni ante las mismas cosas.  Y aun coincidiendo  en que sea la lectura, el sexo, la música o la comida lo que más nos causa placer; lo que más le guste a uno puede ser lo que más repulsión le cause a otro. Es decir, que cuando elegimos la respuesta de viajar por placer, simplemente estamos dando a entender que no viajamos por razones de trabajo.

Seguir leyendo: https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-cuba-de-r-l-viajes-8-de-abril-de-2018/

7 de abril de 2018. Piscina y Jazz

Piscina Hotel Habana Libre. La Habana

Día de calor y piscina en el Hotel Habana Libre.   No es el Saratoga, es un hotel más popular, pero con una piscina mucho mejor. Es el nivel de los que alcanzan a pagar 25 Cucs/dólares por persona, el sueldo pelado de un profesional, sin dietas ni pluses, por comer y pasarse el día en un agua limpia, cálida y casi refrescante.

No existe el trato exquisito del Saratoga, pero resulta agradable que a tu tercera pregunta la camarera se rinda y te mire buscando tu complicidad cuando te dice: “ Lo siento, no lo sé, es mi primer día.  Soy estudiante en prácticas”.  Lo entiendes perfectamente, ya lo has vivido.  El Habana Libre está en la cadena Meliá, una empresa hotelera española.  Y ya sabemos todos como trabajan los alumnos en prácticas en España, como profesionales.  Pero sin o con menos sueldo.

Sigue leyendo: https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-cuba-de-rodolfo-lueiro-piscina-y-jazz-7-de-abril-de-2018/

6 de abril de 2018. Un lujo en La Habana.

El Capitolio desde la azotea del Hotel Saratoga. La Habana.

Hoy me di un baño de lujo.  Me fui a la terraza del Saratoga, a la altura de la cúpula del Capitolio, a comer al borde de la piscina.   Estuve tres horas.  Había caminado mucho y me había detenido con mucha gente.  De repente se me ocurrió subir y encontrarme por encima de todo, deseaba alejarme de la necesidad que campa en la calle.  El Hotel Saratoga es una de los hoteles más caros de La Habana, en tripavisor puedes encontrar la habitación doble, en temporada no alta, a 400 euros la noche.

Sigue leyendo: https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-cuba-de-r-l-la-habana-desde-arriba-6-de-baril-de-2018/

5 de abril de 2018. Visita breve a Trinidad

Plaza Mayor. Trinidad. Cuba.

Vuelvo de Trinidad, dejo la fiesta atrás.  La visita fue demasiado breve, una equivocación.  Ayer por la noche ya me había arrepentido de haber contratado el taxi para primera hora de esta mañana, pero ya era tarde para darse de baja en un taxi compartido.  Una pena, me hubiera quedado.  Trinidad y sus alrededores, sus playas y el Valle de los Ingenios, necesitan tres días, como mínimo.

Sigue leyendo: https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-cuba-de-rodolfo-lueiro-adios-trinidad-5-de-abril-de-2018/

4 de abril de 2018. En Trinidad

Plaza Mayor con la Iglesia de la Trinidad al fondo. Trinidad. Cuba.

Emprendí viaje a Trinidad a las 8.45 después de ayudar a un buscavidas a convencer a una pareja, un inglés viejo y una cubana madura, de que aceptaran viajar en taxi compartido.  Nos costaba solamente 5 cucs más que el autobús de Viazul y tendríamos dos horas menos de viaje.  Aceptaron para mi desgracia.  El inglés, seguro que descendiente de piratas del caribe, viejo y celoso de la mujer con la que iba, en un descuido o intencionadamente vertió su botella de agua en mi asiento en el momento en que salíamos del coche en la primera parada.  No me avisó el bellaco y en la segunda parada, yo que había insistido al taxista en que parase cada poco tiempo por miedo a que el inglés se hiciera pis encima, salí del coche con el trasero empapado.  Ni me había dado cuenta.

Seguir leyendo: https://viloriagrandesviajes.com/viaje-a-cuba-de-rodolfo-lueiro-trinidad-4-de-abril-de-2018/