De Sigüeiro a Santiago de Compostela. 15 de septiembre de 2019

Praza do Obradoiro.  Santiago de Compostela.

Praza do Obradoiro. Santiago de Compostela.

No pegué ojo en el albergue de Casa Mirás.  Por la cabecera de mi cama circulaban ruidos de locura.  A las once de la noche, noche cerrada para un peregrino madrugador, bajé al bar a preguntar por la hora en que echaban el cierre.  ¿Por qué? me preguntaron.  Por el ruido del aire acondicionado, les dije. ¿Se oye mucho? Al poner la cabeza en la almohada es insoportable.  En dos minutos lo apagamos.  Y lo hicieron, pero algún automatismo lo puso en marcha de nuevo a las dos y media de la madrugada.  Me acordé de sus muertos. A las cinco y media estaba tumbado en un sofá del espacio común y una hora más tarde estaba en pie. Sigue leyendo: http://www.berenguela.com/de-sigueiro-a-santiago-15-de-septiembre-de-2019/2019-09-17

Del albergue de Poulo a Sigüeiro. 14 de septiembre de 2019

Camino a Sigüeiro

Camino a Sigüeiro

Una etapa corta -para algo tendría que valer la caminata de ayer- y bonita.  La salida del albergue de madrugada le puso misterio al primer kilómetro.  El camino agujereaba un bosque de altos carballos y loureiros que anulaban la primera luz de la mañana.  Era un camino de los antiguos.  Me pareció que una corredoira, en la que la mano de la Xunta de Galicia había sepultado las huellas dejadas por los carros de vacas durante cientos de años.  Pero a lo mejor no, también es posible que fuera un simple camino de aldea.  Las decisiones de la administración para trazar los caminos a Santiago no obedecen siempre a la historia o a la razón.  Como el de ayer mismo.  Todavía no acabo de enteneder como desecharon el camino histórico por una carretera en la que lo único interesante era Casa Avelina, en As Travesas.  Es fácil imaginarse intereses privados. Seguir leyendo: http://www.berenguela.com/del-albergue-de-poulo-a-sigueiro-14-de-septiembre-de-2019/2019-09-14

De Betanzos al albergue de Poulo. 13 de septiembre de 2019

DSC09064

Camino inglés. Cos. Abegondo

Un hombre que estaba sentado en un banco en A Baixa de Ardemil  me habló esta tarde.  Me dijo que apenas quedaban vacas en los pueblos del alrededor, que había dos o tres casas con unas veinte cada una. El maíz que ahí ve, me dijo, se sulfata dos veces, tras la siembra y a los cinco días después de que haya brotado y ya no se le hace más caso hasta que venga la maquinaria y lo recoja y muela todo.  Pero de un ferrado solo se sacan unos 13 kilos.  No lo pagan nada. Me senté a su lado para quitarme las arenas que me venían molestando desde hacía cuatro o cinco kilómetros, desde Hospital de Bruma, donde no me quedé porque no había cama en el albergue.  Tiene 88 años, su mujer 85, viven de su pensión y tienen en casa unas gallinas y unas ovejas que él fue toda su vida tratante de ovejas que compraba y vendía por las cuatro provincias gallegas.  Y las nombró: Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra. Seguir leyendo: http://www.berenguela.com/56392-2/2019-09-14

De Pontedeume a Betanzos. 12 de septiembre de 2019

DSC08711

Camino de Miño

En Pontedeume hubo “festa a cachón e cachón a porta” que es como Josefa definiría una fiesta “de la pera”  (Valga la expresión para estas fiesta de Pontedeume, la de Las Peras). Cuando me retiraba se quedaban las terrazas sin una silla libre y las pandillas subían hacia la verbena cargados con una bolsa del súper cada uno.  Botellón mayúsculo, me imagino. Sigue leyendo:http://www.berenguela.com/de-pontedeume-a-betanzos-12-de-septiembre-de-2019/2019-09-12

De Neda a Pontedeume. 11 de septiembre de 2019

DSC08596

Pontedeume

Me encontré una Pontedeume en fiestas.  Las fiestas de Las Peras.  ¿Por qué de las peras? Le pregunté a un taxista.  Por tradición, me dijo.  Esto me sirvió para comprobar que los taxistas, sean de donde sean, trabajen donde trabajen, siempre hablan simulando que lo saben todo.  Más tarde, cuando estaba buscando una buena pulpería, le pregunté a un joven si sabía por qué se llamaba la fiesta de Las Peras y viendo que lo ignoraba me atreví a insinuarle si no sería una reducción de la festividad de un santo o santa que relacionados de alguna manera con esta fruta y al que pueblo tuviera como patrono.  Tampoco lo sabía. Pero me señaló bien el camino para llegar a la mejor pulpería de la ciudad: Os cen Pasos.  La verá, me dijo, cien pasos más arriba, en la acera de la derecha.  ¿Por eso se llama  Os Cen pasos? Le pregunté, pensando que todo el mundo indicaba donde estaba señalando que estaba a cien pasos, fuera cual fuese la distancia a la que se encontrase.  Nooo, me dijo sonriendo, se llama así porque está a cien pasos del cementerio. Seguir leyendo: http://www.berenguela.com/de-neda-a-pontedeume-11-de-septiembre-de-2019/2019-09-11

De Ferrol a Neda. 10 de septiembre de 2019

Ria de Ferrol. Barrio de Caranza al fondo.

Cuando me bajé del Castromil, ahora Mombus, en la estación de Ferrol eran las 10.35 horas.  Callejee en busca del puerto con la intención de pasarme antes por la Iglesia de San Julián, la concatedral, para hacerme con la credencial del peregrino. Me confundí de iglesia, me fui a la castrense de San Francisco, que está más allá del palacio de Capitanía, justo detrás del Parador de Turismo, dominando la ría.  Tuve que volver atrás.  En la concatedral había misa y una docena de personas mayores esparcidas por la bancada. Me lo advirtió el hombre al que le pregunté en la puerta por la credencial y que fue el que me llevó hasta la sacristía, donde había un hombre leyendo un libro y una mujer que me pareció que buscaba algo por los cajones, que había muchos.  Les pedí permiso para hacer unas fotos y me respondieron con un gesto desganado que traduje en “haga lo que le de la gana” y lo hice. Sigue leyendo :http://www.berenguela.com/de-ferrol-a-neda-10-de-septiembre-de-2019/2019-09-10