De Pontesampaio a Caldas de Reis. 22 de mayo de 2019

Es la etapa en la que más contento he salido.  Cansado, con los pies deseando meterlos en hielo, pero contento de haber andado una de las etapas más bonitas desde que salí de Lisboa el día 2 de este mes de mayo.

La hice larga, de unos 36 ó 37 kilómetros.  Nunca sé lo que ando.  Las guías que consulto ponen cifras dispares y nunca sabes si están incluidas las últimas variaciones del camino, las que huyen de la carretera como la de la entrada en Pontevedra acompañando el descenso del río Tomeza, el rio más contaminado que he visto en mi vida.  Lástima, estropea el paseo de entrada en la ciudad  y le baja la nota de calificación de esta etapa que se hubiera llevado un 10.  Con el río limpio la entrada estaría muy bien.  En la actualidad es como pasear al lado de una alcantarilla abierta de tres metros de ancha y durante unos largos kilómetros. Sigue leyendo: http://www.berenguela.com/22-de-mayo-de-2019-de-pontesampaio-a-caldas-de-reis/2019-06-05

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s