Veintiseis de diciembre. A 30 días de Angola

IMG_2158Hoy estuve en Meis trasvasando el vino.  Este año tiene más graduación, seguramente por el mucho calor que hizo y el mucho sol que disfrutamos (creo que no llovió ningún día de agosto) y, por ahora está muy ácido y más que dorado, parece rojo.  Con la fermentación maloláctica que todavía no hizo espero que se vaya corrigiendo.  No lo probé ni lo olí.  Estoy tan resfriado que sería en vano.  Este año el proceso va muy retrasado, al menos en mi bodeguita.  Lo hubiera trasvasado hace casi un mes, pero a mis vecinos les parecía un crimen.  Jamás en estas condiciones. Hay que esperar a que la luna esté decreciendo.

Me invitaron los vecinos a comer los restos de la comida de navidad.  Comí bien, posiblemente en exceso.  Después me fui a casa y encendí todo lo que podía dar calor.  Al marcharme, todavía entumecido, quedaban leños ardiendo en la estufa.  Mis vecinos son anticlericales y hoy estaban enfadados por las urgencias del presidente de la Xunta en reconstruir la iglesia de Muxía, incendiada por un rayo hace dos días.  No habrás otras necesidades mas urgentes que socorrer, se preguntaban.

IMG_2182El temporal de estos días pasado arrastró dos sillones de mimbre muy pesados.  Al principio creía que habían entrado algunos niños y que se habían dedicado a hacer trasnadas (como los trasnos, esos duendes que habitan en las casas y aprovechan la noche para poner todo en desorden.  Por su culpa y para no molestarles, en mi casa nunca se barre la cocina por las noches)  Pero, me dijo el vecino, el señor Lelo, que había sido el temporal, que los había encontrado tirados delante de las escaleras que bajan al furancho y que él los había puesto en pié.

IMG_2154En la zona de los pinares siguen talando árboles.  Me parece que solamente van a quedar en pie los que están en nuestras tierras.  Es una pena.  Hace seis años desde el porche de atrás no se veía nada más que árboles.  Parecía que vivíamos a la entrada de un bosque inmenso.  Ahora la deforestación nos aleja el horizonte.  Menos mal que las casas están tan lejos como para no apreciar su belleza.

En la sobremesa, antes de que me venciera la modorra, seguí buscando datos de Angola.  Mis prejuicios se mantienen.  Angola es el país de las deficiencias, de las desigualdades, hay personas que acumulan miles de millones de dólares mientras la mayoría de sus habitantes viven con una media de dos dólares al día.

Angola ha experimentado un rápido crecimiento en la última década gracias a sus reservas de petróleo, que lo han convertido en el segundo productor de crudo del continente, pero la población es víctima de profundas desigualdades sociales.

Es un país translúcido en su mayor aproximación a la transparencia. Quiza uno de sus grandes defectos por el amparo que da a la corrupción.

Su presidente José Eduardo dos Santos es el segundo jefe de Estado más veterano de África, lleva 34 años en el poder,  después del presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo.

IMG_3988En Etiopía, hace un año, no fui capaz de enterarme, con exactitud, de cuantos habitantes había en el país.  Las cifras que se barajaban procedían de una fundación americana.  Ahora me entero que en Angola se ha decidido que el curso estudiantil termine este año en el mes de mayo para dar paso al censo de la población.  Tampoco, hasta la fecha, hay datos fiables.  El último censo es de 1970 cuando el país era una colonia portuguesa.  Organismos internacionales, como la fundación que contó a los etíopes, hablan de que hoy día viven unos 20 millones de personas en el país.

Hace unos días estuvo María Carey actuando en Luanda en una gala organizada por la Cruz Roja, entidad que preside la hija del presidente.  Arrecian las críticas, sobre todo de The Human Rights Foundation.  Parece que se recaudaron 65.000 dólares y que la Carey se llevó un millón.  Me imagino que pedirá disculpas como pidió después de actuar para Gadafi.  Su actuación es un brochazo que mantiene el retrato que nos hemos hecho del país.

Claro que estas cosas no son nuevas ni exclusivas de Angola en África. Lo importante es esa gran cantidad de personas que sobreviven con una renta de dos dólares al día.  Y esa labor de formación y de ayuda a su desarrollo permite que se vayan formando como ciudadanos a la vez que mejoran sus mals condiciones de vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s